Presupuestos, subvenciones, recortes y contratos públicos

Los partidos se repartieron 13 millones de euros menos para su funcionamiento ordinario en 2013

  • Recibieron 52,842 millones, una cifra que en 2012 fue de 65, 8 millones
  • A esta cifra se suman 10,8 millones para gastos electorales y otras ayudas
  • La distribución se realiza teniendo en cuenta el número de escaños y de votos

El BOE publica hoy el reparto de subvenciones a partidos políticos para su funcionamiento ordinario durante el cuarto trimestre de 2013. Con esta disposición ya tenemos el total de las ayudas que recibieron las formaciones durante el año pasado, 52,8 millones de euros, una cifra mucho menor que la consignada en 2012: 65,8 millones.

La distribución se realiza de forma proporcional atendiendo a dos baremos: el número de diputados en el Congreso (1/3 de la valoración) y el número de votos conseguidos en las últimas elecciones generales (2/3). PP (más de 25 millones) y PSOE (más de 16) se repartieron, así, la mayoría del presupuesto, que se ha reducido porcentualmente igual para todas las formaciones políticas.

A estas subvenciones que reciben los partidos para su funcionamiento ordinario debemos sumar las ayudas para sufragar gastos electorales consignadas en los presupuestos de 2013, de 10,8 millones, además de aquellas destinadas a pagar gastos de seguridad, cuyo último reparto también recoge el BOE de hoy.

Además, las fundaciones vinculadas a partidos políticos recibieron en 2013 dos millones de euros del presupuesto de Cultura sólo para su funcionamiento y 900.000 euros de Cooperación Internacional para realizar proyectos de exportación de la democracia, entre otras subvenciones.

TODA LA INFORMACIÓN:

Standard

5 thoughts on “Los partidos se repartieron 13 millones de euros menos para su funcionamiento ordinario en 2013

  1. juan says:

    y a eso hay que añadir los “sobres” de marras, no me extraña que estos sinverguenzas hablen del fin de la crisis, para ellos aun no ha empezado. Solo espero que presenten fatura de todo aquello en lo que se gastan este dinero publico. Ademas me parece injusto que el reparto se haga sobre el porcentaje de votos de las ultimas elecciones generales. La financiacion de los partidos deberia ser privada, a traves de cuotas de afiliados y con donaciones controladas y donantes identificados….claro que entonces ¡adios al despachito de genova!

  2. Pingback: Los partidos se repartieron 63,642 millones de euros para su funcionamiento ordinario en 2013

  3. En primer lugar, muchas gracias por los datos, son muy interesantes.

    Este asunto de las subvenciones no es banal. Supone, en la práctica, una ventaja considerable de los partidos del “duopolio” PP-PSOE sobre otras formaciones que intenten entrar en el mapa político (permítaseme la simplificación de no incluir a los partidos autonómicos). Cuando las finanzas del PSOE entraron en crisis se supo que estas subvenciones constituían el 80% de su presupuesto. Esto explica que estos partidos pidan a los ciudadanos el voto en elecciones, pero no se molesten en pedir a estos mismos ciudadanos que se afilien y demuestren su implicación con el partido pagando cuotas . Tampoco les piden que participen en la gestión del partido, voten en primarias o ofrezcan sugerencias para su inclusión en los correspondientes programas electorales.

    El eslógan ciudadano del 15-M “No nos representan” se podría completar con la afirmación “¿Para qué? no nos necesitan”. Las victorias electorales les abren la puerta a las subvenciones, a la gestión de las cajas de ahorros (hasta hace poco), al reparto de cargos y, este reparto de cargos, a su vez, al poder de decidir sobre las adjudicaciones e inversiones de dinero público, que vienen acompañadas de las correspondientes comisiones. Y las comisiones, a su vez, al bolsillo de los políticos corruptos o a la financiación ilegal de nuevas campañas.

    Las subvenciones son correctas pero evitan a los partidos la necesidad de implicarse con la ciudadanía y, en última instancia, de representarnos.

    Me disculpo por extenderme pero aún añadiré dos cosas: No entiendo que haya una partida de 10 millones “para sufragar gastos electorales” ¿Estoy yo pagando las campañas de partidos a los que no quiero apoyar?

    Y en segundo, en Madrid tenemos a una demagoga sin escrúpulos llamada Esperanza Aguirre que no se cansa de acusar a los sindicatos de recibir demasiadas subvenciones. Me parece bien, tú renuncia a las subvenciones (y, ya de paso, a todas las ilegales) y ya hablaré yo con mi sindicato (que es mucho más accesible que mi partido) para ajustar las cuotas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *