Nombramientos

El CSN nombrará a un subdirector de ingeniería y un jefe de proyecto de central nuclear por libre designación

  • El boletín recoge la convocatoria de 47 puestos mediante este sistema
  • Se utiliza para adjudicar puestos de responsabilidad a funcionarios
  • El Consejo está formado por ex diputados y altos cargos de PP, PSOE y CiU

El BOE de hoy recoge la convocatoria de 47 puestos por el sistema de libre designación: los aspirantes envían su curriculum y el encargado del departamento elige a quien ocupará el puesto según su propio criterio y sin concurso público. Este sistema se utiliza para adjudicar puestos a funcionarios de carrera, esto es, personal que ya aprobó unas oposiciones de ingreso pero al que se le nombra para un puesto concreto -un ascenso o cambio de trabajo- a dedo.

Pero, ¿qué cargos se pueden nombrar mediante este sistema? El reglamento deja la puerta abierta a casi todos (atentos al final de la cita): “Sólo podrán cubrirse por este sistema los puestos de Subdirector general, Delegados y Directores territoriales, provinciales o Comisionados de los Departamentos ministeriales, de sus Organismos autónomos y de las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social, Secretarías de Altos Cargos de la Administración y aquellos otros de carácter directivo o de especial responsabilidad para los que así se determine en las relaciones de puestos de trabajo.”

Entre las convocatorias publicadas hoy encontramos, por ejemplo, 18 directores territoriales de comercio. En casos como este el debate está en qué cargos deben calificarse de confianza o especial responsabilidad y cuáles, por su carácter técnico, deberían ser evaluados mediante un concurso público. Este debate se recrudece si atendemos, por ejemplo, a la convocatoria de dos puestos en el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), del mismo boletín: un subdirector de ingeniería y un jefe de proyecto de central nuclear.

Tal y como marca la convocatoria, podrán acceder funcionarios del Grupo A1 (licenciados) adscritos a la administración A4: personal funcionario del propio Consejo de Seguridad Nuclear pero, también, de la Administración del Estado en general. La elección de los candidatos a cubrir las plazas dependerá -al menos formalmente- de Fernando Martí Scharfhausen, Ingeniero de Minas, quien fue secretario de Estado de Energía en el Ministerio de José Manuel Soria hasta que fue propuesto por el PP y nombrado presidente el pasado 21 de diciembre. Durante más de 12 años había sido vicepresidente de la Comisión Nacional de la Energía y ha desarrollado buena parte de su carrera en empresas como Repsol.

De hecho, el concejo del CSN está formado por cinco miembros, de los cuales tres han sido diputados y dos han ejercido altos cargos, en un caso paradigmático del reparto de sillas en órganos que deberían ser independientes entre PP, PSOE y, en este caso, CiU. Además, la secretaria general del CSN, María Luisa Rodríguez López es una abogada proveniente del consejo de Telefónica sin conocimientos técnicos conocidos sobre la seguridad nuclear y nombrada por Real Decreto el pasado mes de abril.

La elección por libre designación de los puestos convocados hoy se ajusta, a simple vista, a la normativa vigente. Pero cabría preguntarse si a la hora de valorar las aptitudes de un funcionario para un puesto de “especial responsabilidad” y de carácter técnico, como en estos casos, no deberían medirse bajo los criterios objetivos que implica un concurso público en lugar de a través del nombramiento a dedo.

Buenos días.

Standard

12 thoughts on “El CSN nombrará a un subdirector de ingeniería y un jefe de proyecto de central nuclear por libre designación

  1. Completamente de acuerdo. El verdadero cáncer de la administración está ahí, en las libres designaciones. Todo son cargos políticos o compra de voluntades de funcionarios que por un puñado de euros están dispuestos a hacer lo que antes criticaban. Y mientras tanto, venga a desprestigiar al sector público y a sus empleados públicos, reduciendo servicios, reduciendo salarios y personal y condenando a la extinción los servicios públicos.

  2. Se me ha adelantado Carlos… pero me sumo a su critica y a ese desprestigio al sector público que están ahora utilizando mientras se sigue utilizando el cargo de libre designación…
    Muy buen análisis el de Eva Belmonte al que hay que añadir que los cargos de “confianza” van siempre vestidos con el famoso complemente específico… Dónde está el límite que justifica estos puestos? este reparto de sillas no solo escandaliza por su discrecionalidad, sino por las cantidades que se otorgan, como puede verse en el BOE que hace referencia Eva sobre los dos puestos del CSN, cuyas cantidades son 30.206,82 euros y 18.370,52 euros ¿De dónde salen estos incrementos salariales???…
    Muchas gracias Eva y seguimos en el debate

  3. Como persona que ocupa un puesto de libre designación he de decir que el problema no está tanto en el modelo como en la rigurosidad del proceso.

    Si bien es cierto que esta forma de provisión de plazas deja total discreccionalidad al que selecciona los candidatos en la administración pública, la alternativa, el concurso, suele tener peores resultados en múltiples ocasiones.

    No existe una verdadera carrera profesional en la administración pública y si a los puestos de jefe de servicio o superiores se accede solo por concurso de méritos estaremos sentando en esas sillas solo a los más viejos. Da igual que el resto de los candidatos estén más preparados o no, la realidad es esa.

    Eso provoca desidia en los que se esfuerzan, se preparan, tienen iniciativas pues nunca se les va a valorar, solo el tiempo que calienten la silla. La libre designación bien entendida debería servir para colocar en ciertos puestos a gente que por otros medios objetivos no conseguiría dar todo lo que puede dar en la administración.

    En el caso concreto del CSN, obviamente estamos hablando de nombramientos que poco tienen que ver con la productividad o eficiencia del Consejo pero eso no es nuevo.

    Creo que se deben reformar los sistemas de promoción en la administración pública, que a los que no cumplan con unos criterios objetivos de calidad de servicio y productividad (desde el punto de vista de un servicio público obviamente) se les pueda cambiar de puesto y permitir que haya cierto dinamismo en los puestos de responsabilidad. Es necesario esperar a que se jubile una persona para que un servicio de una administración pública funcione como es debido?

    Aprovecho para felicitaros por el blog.

    • Feinmann says:

      Amigos mios tienen puestos de libre designación y no han tenido que mojarse políticamente, son técnicos de alto nivel, que no han cambiado al cambiar el partido en el poder.

      Luego hay otros que no son seleccionados con criterios tan estrictos, sino mas conducidos por afinidad politica, que es donde está el problema y esos si que temen el cambio de partido.

  4. Pingback: El CSN nombrará a un subdirector de ingeniería y un jefe de proyecto de central nuclear por libre designación | guerrillerosglobales

  5. Francisco de Inés says:

    Gracias por tu trabajo en esta web, de la que supe por un programa de la Sexta. Sólo un comentario ya que en la noticia de hoy mencionas a Mª Luisa Rodriguez, a quien conocí cuando ella estaba en Telefónica Móviles. Y no me une a ella ningún tipo de relación. Me parece una profesional muy competente de la que no habría que dudar, a priori, en esta designación.

    • Gracias a ti. No conozco la valía profesional de Maria Luisa Rodríguez, pero por su CV parece que no es la persona más experta del mundo en seguridad nuclear. Al menos a primera vista.

  6. Juan Carlos says:

    Hola, antes de nada, es el primer comentario que hago en tú blog y voy a aprovechar para darte las gracias por el tiempo que dedicas Eva para mantenernos informados.
    Después del agradecimiento viene la opinión: No estoy de acuardo en los puestos de libre asignación en el sistema que actualmente tenemos. Debido a la pérdida de confianza en el sistema político actual donde prevalecen los intereses personales o de partido que los intereses generales, puestos de libre asignación son, cuanto menos elecciones sospechosas de caer en el favoritismo y dejar de lado la valía del candidato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *