Otros

La DGT sigue sin contabilizar conforme a ley los ingresos por multas y acumula 460 millones de euros pendientes de cobro

  • Cobró 384 millones en multas durante 2015
  • El auditor ya criticó hace un año que no siguieran las reglas de contabilidad pública

El BOE de hoy publica las cuentas de 2015 de la Dirección General de Tráfico (DGT). Una vez más, como ya ocurrió en la anterior auditoría –la de 2014-, el organismo incumple las normas legales al no contabilizar las multas cuando se producen, sino cuando se cobran. Esto es, no aplica el criterio de devengo que marca el Plan de Contabilidad Pública.

Esto “impide conocer, a través de las cuentas anuales, el importe de las multas liquidadas que no llegan a ser recaudadas” en cada año analizado, como señala el auditor. Es decir, no informa de la cantidad en euros de multas impuestas durante 2015, pero sí de las que se cobraron: 384 millones.

El auditor sí informa de la suma de sanciones pendientes de cobro que acumula el organismo de los distintos ejercicios pasados y que ya alcanza ya los 460 millones de euros, una cifra diez millones inferior que la registrada en las cuentas anteriores. El descenso se explicaría por el cobro de algunas de estas sanciones y la prescripción o retirada de otras. Las multas de tráfico prescriben pasados cuatro años desde que la sanción es firme.

De esos 460 millones, más de 53 corresponden a multas no admitidas por la AEAT y, por lo tanto, estarían en situación de prescripción. El resto -más de 407 millones- son sanciones que Hacienda intentará cobrar por vía ejecutiva al no haberse realizado el pago en vía ordinaria.

Buenos días.

Standard

3 thoughts on “La DGT sigue sin contabilizar conforme a ley los ingresos por multas y acumula 460 millones de euros pendientes de cobro

  1. Pingback: La DGT sigue sin contabilizar conforme a ley los ingresos por multas y acumula 460 millones de euros pendientes de cobro

  2. Alfredo Granell says:

    No estaria mal que los Gobiernos nacieran con unos puntos y por cada incumplimiento de la ley les fueran quitando , como nos hacen con los conductores . Eso sí cuando agotaran los puntós tendrían que ires a casa. Eso sería lo impossible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *