Leyes y decretos

El Gobierno estima que pagará más de 4,5 millones a las concesionarias por los descuentos a los vehículos pesados en 6 autopistas

  • Si el plan no funciona, la indemnización superará los 7 millones
  • Los convenios durarán cinco meses, hasta el 30 de noviembre
  • Por error, el decreto sobre la AP-2 no incluye los detalles del contrato, aunque entra en vigor mañana martes

El BOE de hoy recoge seis decretos con sendos acuerdos con las concesionarias para aplicar descuentos a vehículos pesados en seis tramos de autopista, una prueba piloto para reducir el tráfico en las carreteras convencionales anunciado el pasado viernes en Consejo de Ministros y que entrará en vigor mañana martes.

En el anuncio de la medida, el Gobierno adelantó que calculan que los descuentos supondrán un ahorro de 7,4 millones, pero no se conocían los detalles de los acuerdos hasta su publicación hoy en el BOE. En total, si sumamos el importe estimado que se pagará a las concesionarias al finalizar el periodo de cinco meses de cada convenio (todos finalizan el 30 de noviembre), sabemos que se prevé que supere los 4,5 millones de euros. Eso será así en el caso de que los cálculos acierten. Si, en cambio, el plan no funciona y las autopistas no reciben un incremento de vehículos durante los cinco meses de convenio, las indemnizaciones superarán los siete millones.

A estas cifras les faltan los datos de uno de los tramos afectados, el de la AP-2 entre Lleida y Montblanc, puesto que en su decreto se ha incluido por error el convenio de otra autopista, la AP1. Aunque entra en vigor mañana, no existe un documento oficial que convierta en norma los descuentos adelantados en Consejo de Ministros. Además, en el convenio de la AP-1 entre Burgos y Armiñón, que aparece tanto en el decreto de la AP-2 como en el suyo propio, encontramos otro error de bulto: en lugar de estimar una indemnización a la concesionaria de 800.526,10 euros, una cifra que encaja en el resto de previsiones, habla de 800.526,10 miles de euros, más de 800 millones, debido seguramente a un error de transcripción en la norma.

El Gobierno no pagará directamente los descuentos realizados a cada vehículo, sino que parten de un método algo más complejo para calcular a variación de ingresos de las concesionarias. Para extraer el saldo final tras los cinco meses, se calculará la diferencia entre lo que descuenten a los vehículos pesados que ya circulan por los tramos afectados y los ingresos que reciban las autopistas gracias a los nuevos clientes de la desviación (el precio efectivamente cobrado menos los gastos de circulación sobre el total del peaje sin descuento, que varían del 12 al 24% según el caso). Así, si las autopistas ganan más pese a los descuentos gracias al incremento de clientes  y, pagarán al Estado la diferencia. Si, como prevé el propio Ministerio de Fomento, es justo al contrario, será el Gobierno el que indemnice a las concesionarias con la diferencia.

Los descuentos para los vehículos pesados varían según el tramo. Así, en las cinco autopistas que sí han publicado sus detalles, son del 50% en la AP-66 entre Campomanos y León y en la AP-4 entre Dos Hermanas y Jérez Norte; y de un 43,45% y un 35% (dependiendo si realizan el tramo de forma exclusiva o pasan por él en un trayecto más largo) en la AP-9 entre Puxeiros y Porriño, en la AP-1 entre Burgos y Armiñón y en la AP-6 entre Villaba y Villacastín.

Buenos días.

[ACTUALIZACIÓN A 7/7/2015]. El Ministerio de Fomento ha publicado hoy una corrección de errores para solucionar el problema del anexo de la AP-2, que incluía los datos del convenio para la AP-1 por error. Así, gracias al nuevo texto, que entra en vigor hoy mismo, sabemos que los descuentos serán del 35 y el 43,45% en ese tramo y que la indemnización estimada es de unos 50.000 euros (me dio millón si la medida no surge ningún efecto).

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *