Otros

Al escrutinio no le salen las cuentas

  • Las cifras que ofrece Interior sobre las municipales no cuadran
  • En 19 municipios de más de 10.000 habitantes los votos a cada partido y los nulos/blancos no suman la cifra total de votantes

Los datos del escrutinio provisional de las elecciones municipales que ofrece la página web del Ministerio del Interior no cuadran en lo más básico. En varios casos, dos y dos no suman cuatro. Es lo que ocurre en los resultados de 19 de los municipios de más de 10.000 habitantes. En todos ellos, desde Melilla a Badalona, los votos asignados a los partidos no dan como resultado la cifra total de votantes tras restar el voto en blanco y el voto nulo. Como bien señala un comentario a este post, en esos 19 municipios (y dos mas) se utilizó el modelo piloto de Mesa Administrada Electrónicamente (MAE). Estos datos no son los oficiales -aún- y se utilizan, hasta el cierre de resultados por parte de las juntas electorales, a título informativo.

En Burgos, por ejemplo, la suma total de los votos repartidos entre las nueve formaciones que se presentaron es de 87.719. Pero si tomamos el número total de votantes (91.339) y le restamos el voto nulo y el voto en blanco (que suman 3.696 votos), nos sale un total de 87.643 votos a distribuir entre los partidos, un número algo menor. Esto es, hay 76 votos que se han asignado a partidos pero no están en la suma de votos válidos. O, lo que es lo mismo, los porcentajes de voto de cada formación no suman cien, sino algo más.

Lo mismo ocurre en ciudades como Sevilla (60 votos asignados que no estaban contabilizados en el total de válidos), Melilla (36), Jaén (30), Vitoria-Gasteiz (19), Huesca (17), A Coruña (17), Tarragona (15), Ceuta (14), Alcobendas (13), Torrent (7) y Badalona (1).

La situación contraria es la que se puede encontrar en el escrutinio provisional de otras siete ciudades. En estos casos, la suma total de los votos asignados a cada partido es menor al total de votos contabilizados una vez restados nulos y blancos. Es decir, las distintas formaciones, en total, reciben menos votos de los efectivamente contabilizados y hay algunos que se quedan en el aire. Es lo que ocurre en Talavera de la Reina (Toledo): los votos a repartir -emitidos menos nulos y blancos- son 39.545, pero si sumamos los que se han repartido por partido obtenemos una cifra menor, 39.537. Hay ocho votos que se contabilizaron, no fueron nulos ni blancos y no están asignados a ningún partido. O, lo que es lo mismo, los porcentajes de voto de cada formación no suma cien sobre el total, sino algo menos.

Esta situación se vive en el escrutinio de otras ciudades como Santander (5 votos sin asignar a ninguna formación política), Avilés (4), Pamplona (2), Candelaria (1), Marratxí (1) y Mérida (1).

En tres de las 19 localidades en las que no cuadran los números (Tarragona, Candelaria y Marratxí) el escrutinio no está al 100%, pero eso no explicaría las diferencias entre la suma de las candidaturas y el total de votos válidos contabilizados. En concreto, en 58 municipios de los más de 8.000 no se ha finalizado el escrutinio (van desde el 44,75% escrutado en Los Arcos hasta el 99,84% en Barcelona) y para otros ocho municipios el recuento no ha comenzado (o no se ha publicado, aún, en la página web oficial).

Puede que existan más errores -o no- en el escrutinio provisional publicado por el Ministerio del Interior en su página web, pero lo que sí sabemos es que en muchas localidades las cifras publicadas no cumplen un criterio básico en las comprobaciones de resultados: que la suma de los porcentajes sea 100%.

Los datos analizados conforman el escrutinio provisional, realizado por Indra desde la noche electoral. Los resultados definitivos no se han publicado aún y pueden diferir de éstos pero en algunos casos, como ocurrió en las elecciones andaluzas y publicó El Confidencial, se han utilizado estos datos provisionales como definitivos y no se han comprobado si coincidían con los sobres que firman y envían las mesas electorales, tal y como obliga la ley.

Buenos días.

Nota: los resultados fueron extraídos de la página web oficial la mañana del 31 de mayo y pueden sufrir cambios desde entonces. Puedes consultar la tabla completa y las desviaciones aquí.

Standard

28 thoughts on “Al escrutinio no le salen las cuentas

  1. Pingback: Al escrutinio no le salen las cuentas

  2. mijefe says:

    Estos votos provienen del error humano. Las mesas no tienen forma de resolverlo, ya que habría que repetir la votación hasta el infinito, o hablar con la junta electoral,… etc. Las normas debería prever qué hacer en caso de error (muy frecuente) en las mesas.

    • Sí, tiene toda la pinta. La duda es que el error humano venga de las mesas o en el proceso de traslado de datos de Indra. En todo caso, me gustaría saber si lo que comentó El Confidencial de Andalucía y que enlazo en el último párrafo pasa siempre, esto es, que no se comprueban los sobres que envían las mesas. Gracias por tu aportación!

  3. Un trabajo interesante y curioso, pero es importante subrayar que esos datos de la noche electoral se dan sólo a título informativo y no tienen ningún valor legal. Imagino que la mayoría de los errores vendrán de fallos cometidos al teclear los datos para mandarlos al servidor, pero que en las actas originales estarán bien, porque en las mesas electorales sí se comprueba que los datos cuadren, aunque eso a veces signifique hacer alguna trampilla, cuando tras contar dos o tres veces falta o sobra un voto ( lo que se “arregla” quitando o poniendo un voto en blanco, por ejemplo).
    Puede que en alguna mesa que otra se despisten y aprueben un acta que no cuadra. Pero no creo que sean tantas. Y la verdad es que en ese caso no sé lo que hará la junta electoral provincial, que es la que publica los datos oficiales.

    • Sí, el hecho de que son datos provisionales y no oficiales creo que queda claro en el texto. Si no es así, puedo insistir 😉 Nos parecía interesante sobre todo teniendo en cuenta el auto de la Junta Electoral Central sobre las elecciones andaluzas en el que afeaba que esos datos provisionales no se contrastaran con las actas enviadas en el sobre oficial

  4. He leído lo de Andalucía después de escribir mi primer comentario. Me deja bastante asombrado porque yo daba por hecho que sí se revisaban, una a una, las actas de las mesas. Ahora bien, hay que tener en cuenta que ese escrutinio oficial se hace también con presencia de delegados de los partidos (interventores), que tienen también copias de las actas de cada mesa. Tal vez lo que se hace es un procedimiento “mixto” en el que se dan por buenos los datos provisionales de las mesas de las que nadie protesta, y se revisan aquellas donde algún partido pone alguna pega, porque el acta que ellos tienen no coincide con lo que aparece en el sistema informático. Y sin duda, entiendo que se revisarán mesa por mesa cuando hay un escaño en juego por unas decenas o cientos de votos, porque así lo exigirá el partido interesado.

    En todo caso hay que descartar, creo, errores masivos. Hace años en unas europeas hubo un error sistemático, que dio en el recuento provisional decenas de miles de votos del PP a un partido desconocido. Había habido un “baile” de códigos. Pero el PP, que tenía las actas, lo detectó y se corrigió.

    • A nosotros también nos dejó asombrados lo de Andalucía, por eso empezamos a mirar el escrutinio provisional con otros ojos y a darle vueltas al funcionamiento del sistema de resultados. Tampoco creemos en conspiraciones ni en errores masivos, por supuesto. De hecho, en los municipios grandes analizados, ninguno de los bailes de cifras sería significativo a la hora de dar o no un concejal, por ejemplo, pero afecta a otras cuestiones como subvenciones por voto (aunque se trate de números muy bajos, casi ridículos). En todo caso, nos sorprendió mucho que algo tan básico, como que cuadren los totales, no se compruebe aunque sea de forma automática.

      • Tras leer la resolución de la Junta Electoral Central enlazada en el artículo de Javier Caravallo en El Confidencial, sobre lo de Andalucía, ordenando que se haga el recuento bien, veo que en efecto, como me sospechaba, la “práctica inveterada” es abrir solo los sobres de las mesas sobre las que algún partido haga una objeción.
        Es decir, parece que en la práctica el funcionamiento es este: la noche electoral los miembros de la mesa dan copias del acta a la administración electoral (Junta Electoral) y a los apoderados e interventores de los partidos. A la vez la administración (gobierno central o autonómico) a partir de una de esas actas, vuelca los datos en los ordenadores para el recuento provisional. Luego los partidos cotejan los datos que tienen en sus actas con los datos, mesa a mesa, del recuento provisional, que de alguna manera les facilita la administración (porque no están disponibles en la web). Y al llegar al recuento oficial cada partido va con su lista de actas problemáticas y se revisan solo esas, y de las demás se da por bueno que lo que dicen es correcto. Parece un método “razonable”, pero desde luego no es lo que dice la ley. Y deja desprotegidos a los partidos pequeños, que o bien no tienen actas de todas las mesas (porque no tienen apoderados o interventores en todas) o bien, aunque las tengan, no tienen los recursos humanos suficientes para verificar todos los datos de todas las mesas antes del recuento oficial. Parece poco probable un acuerdo de partidos grandes para perjudicar sistemáticamente a partidos pequeños. Pero la verdad, aunque sea un engorro, habría que hacerlo. Sobre todo visto que, cuando se hace bien, se descubre, como en este caso, que los errores no son de decenas o cientos de votos, sino de 4.600 votos “de más”. Sale casi a una media de 2 votos de más por cada mesa electoral. Muchos. Demasiados.

    • ¿Has visto el comentario que sigue? Tendría bastante sentido y quiero entender que esas mesas, al tratarse de pruebas piloto, sí se comprueban una a una. Lo que aprendemos, madre 😉

  5. Pingback: Al escrutinio no le salen las cuentas | La Marea

  6. Carmen Alonso says:

    Eva, eres muy válida en tu labor. Cuando explicas tú las cosas, se entienden. Ante la situación de corrupción que vivimos en este país, y siendo las Mesas Administradas Electrónicamente las que contienes más errores, a mi me da que pensar..Estaba todo previsto para que algo “raro” ocurriera”.. Y yo, desconfío de INDRA, muy allegada al Gobierno Central actual. Lo lamento, digo lo que siento.

  7. Pablo says:

    Menudo cachondeo son las mesas electorales, en estas últimas elecciones fui presidente de una mesa y buena se lió, todo el mundo para abrir sobres, contar votos, sin dejar tiempo al presidente para comprobar las cuentas, los agentes de policía parecían de cartón-piedra, no hicieron nada, no sé que pintaban allí, para eso se podrían ahorrar 2 jornadas extra de salarios, el señor que tenía que cerrar el colegio arrambló con los votos nulos antes de poder guardarlos en los sobres, por lo que se “tuvieron que hacer” los nulos para poder llevarlos, 2 vocales que no sabían leer ni escribir …… la Democracia en este país es un chiste, la Junta Electoral no se preocupa de nada, y el Gobierno hace lo que quiere, todos los votos deberían de ser revisados por terceros, fotografiar los sobre que se entregan para el recuento, subirlos a una web específica y que cualquier ciudadano pudiera comprobarlo, seguro que así las cosas se revisarían mejor, y no se harían las barbaridades que se hacen. El tema de gente que no sabe leer ni escribir y forma parte de una mesa por el dinero no es la primera vez que ocurre ni será la última

  8. santaklaus says:

    Pues está claro que la culpa es del informático. Porque no querreis culpar a los políticos de los fallos en las votaciones políticas ¿verdad?. Así que la culpa o del informático o de Zapatero. O de la realidad.

  9. Jesús says:

    Estuve en una mesa electoral y, a pesar de las actas depositadas en los tres sobres para el juzgado y junta electoral, me dió la impresión de que el factor clave era el folio de la persona de la administración (¿o Indra?) que recopila los datos de participación a las dos y a las seis y luego los resultados. A medida que la mesa termina el escrutinio, va anotando los resultados de los partidos y luego va comunicándolos al sistema informático a través de su tablet. Si esta persona comete un error en un partido (no digamos si el total lo calcula como la suma de votos), se crearía una discrepancia respecto a las actas, que deberían constituir el recuento real pero que alguien parece afirmar que no se realiza por comodidad (¿?).

  10. shc says:

    Estuve una vez en una mesa de vocal, y observé que el resto de componentes eran votantes de un partido concreto, y en un momento vi que trataban de hacer que las papeletes de otro partido que no era de su agrado fueran nulas; y por eso tuve una movida con dichas personas, llamandoles la atención de que no era honesto, ya que trataban de favorecer al partido que era de su interes. Llamé a la persona que estaba como observador del partido al que querían perjudicar, y ésta persona hizo una observación de queja para la junta electoral a la que correspondia dicha mesa. Por eso creo que en los mas de 8000 municipios, en todas sus mesas electorales se comenten delitos tratando de beneficiar a algún partido perjudicando al otro y/o otros.

  11. Pepe Masai says:

    Buenas… Mi nombre es Pepe Arenzana y vengo denunciando desde las autonómicas de 2012 la no celebración de los escrutinios que ordena la Ley. En marzo de 2015 me puse en contacto con diferentes partidos para que reclamaran la celebración del escrutinio general tras las autonómicas andaluzas. Sólo VOX atendió a mis sugerencias y terminaron presentando los sendos recursos que yo mismo redacté y a los que la Junta Electoral Central terminó por darles la razón en todo… Hay muchas preguntas de las que aquí os estáis haciendo que tienen una respuesta sencilla, indubitable y rotunda. Otras, en cambio, aún desconocemos qué explicación puedan tener. Y otras más será casi imposible saberlo jamás… a menos que se abra una investigación judicial y alguien esté dispuesto a colaborar. No hablo de conspiranoias de ninguna clase, pero alguien debería explicarnos por qué razón PSOE y PP se niegan sistemáticamente a realizar el escrutinio general en muchas circunscripciones y, desde luego, en la de Sevilla, donde reiteradamente se oponen a que se cumpla la Ley a pesar de los reiterados pronunciamientos taxativos de la Junta Electoral Central… El último incumplimiento se ha vuelto a producir en estas municipales, a pesar de la existencia de una orden expresa de dicha Junta para que se proceda a la apertura sistemática de todos los sobres conteniendo las actas y que ha sido desatendido por la Junta Electoral de Zona de Sevilla, motivo por el cual, esta vez han sido VOX y Partido Andalucista (otro partido al que he logrado convencer esta vez) quienes han recurrido la decisión y estamos a la espera del nuevo pronunciamiento de la JEC…

  12. Pepe Masai says:

    Hay muchas cosas que os podría contar sobre este asunto y que aún no han visto la luz, pero deberíais saber que en la repetición del escrutinio de las autonómicas andaluzas de este año, la Junta Electoral de Andalucía (que es la que eleva al Boja los datos de provisionales a definitivos) sencillamente mintió descaradamente en el Boletín Oficial de la Comunidad Autónoma para ocultar lo que había sucedido, razón por la cual me dispongo a dirigirme al Defensor del Pueblo en reclamación de toda esta barbaridad… Por si no lo sabéis, yo como ciudadano individual no estoy legitimado para reclamar nada ante ninguna junta electoral y sólo los partidos que se presentan a las elecciones son los legitimados para ello. Y es por esto por lo que yo sólo me puedo dirigir al Defensor del Pueblo… No obstante lo cual, como os digo, he elaborado los recursos presentados por VOX en las pasadas autonómicas y tb ahora tras las municipales… Por si os sirve de algo, en la repetición del escrutinio de las autonómicas de marzo, se encontraron 116 errores de muy diversa índole, pero que afectaban a un número de votos mal asignados, pero debo deciros que 115 de esas 116 erratas tenían una explicación, tal vez hipotética, pero razonada y razonable y así lo sugiere la propia junta electoral al ensayar una justificación sobre lo que ha podido suceder en cada caso, casi siempre errores humanos de quien transcribe sobre una tablet los datos y nada nos podría llevar a afirmar que se trata de errores intencionados o con ánimo de engalar… Pero, atención!, hubo una errata sobre la cual ni siquiera la junta electoral ensaya hipótesis de ninguna clase y sencillamente se hace constar su existencia: se trata, precisamente, de la aparición inexplicada e inexplicable de 4.650 votos de más en el ordenador de Indra, los cuales no figuraban por ninguna parte de las actas… Y yo os digo, después de casi cuatro años investigando esto, que esos 4.650 votos son una cicatriz, una huella, un costurón de lo que alguien introdujo en esa ocasión en el sistema… No vale decir que nada de esto afectaría al resultado final de las elecciones porque eso es tanto como reconocer que no se conoce cómo funciona la Ley d’Hondt… Para saber si afectaría o no al resultado final haría falta el repaso minucioso de tooooodos los votos, no sólo los de aquellos partidos que podrían asignarse un escaño o protagonizar un vuelco. Esto es así porque la clave no es que se asignen votos de un partido a otro (cosa que ocurre en pequeña escala por puro error humano), sino que basta con manejar el datoi de participación/abstención y pondré un ejemplo de ello: por ejemplo, en la municipales de Sevilla capital, IU ha obtenido el 5,9% de los votos, pero si manipulamos un poco el dato de participación (apenas en unos 4.000 votos, cosa que ya hemos visto que ocurrió en las autonómicas), dicha formación podría pasar del 5,9% al 4,9%, de forma que, al no alcanzar el 5%, se quedaría sin los dos concejales que ha obtenido y esos dos concejales pasarían a manos de PP y PSOE, configurándose de este modo una mayoría disstinta de la actual… Es sólo un ejemplo, pero hay miles de este tipo en toda España y creo que cualquiera aquí puede y debe tener una sensación muy extendida de que ese patrón donde el PP+C’s se han quedado a un solo escaño o concejalía de la mayoría absoluta es un patrón muy repetido. Y los patrones de comportamiento han de tener una explicación, pues los patrones no son producto de la casualidad… Saludos y perdón por el rollo.

  13. TMM says:

    Los presidentes y vocales desconocen absolutamente todo lo relacionado con el proceso de las votaciones,recuentos,documentación.
    Tan sólo reciben un manual cuando llegan al colegio electoral,una hora antes de que comience la votación, y alguna indicación del personal de la administración.
    Por tanto durante todo el proceso no reciben más información que la que les “brindan” los interventores de los propios partidos,que sí han recibido “formación”.
    Esta falta de formación junto a la sensación de “desamparo” puede hacer que se comentan numerosos errores o irregularidades,producto en la mayoría de los casos del desconocimiento por parte del presidente y de los vocales de cuál es la manera correcta de realizar la tarea que les ha encomendado la Administración del Estado.
    Quizá debería plantearse otro modo de elegir a los miembros de las mesas,o designar un miembro de la Administración en cada mesa adiestrado para esta ocasión,o/y quizá mandar un manual junto con la citación en la que se les designa como presidentes o vocales.
    Bajo mi punto de vista,y según mi experiencia,es más un problema de formación que de manejos malintencionados.

  14. Hacemos la declaración de la renta por Internet, compramos con nuestras tarjetas de crédito online, operamos con nuestros bancos online… No se a qué se espera para votar online con el DNI electrónico y con certificado digital. Se eliminarían todos estos “errores”. Puede que no interese…

  15. Jose Mazuela says:

    La manipulación selectiva de los datos, para que pequeñas modificaciones produzcan grandes cambios, explicaría dos cosas:
    1. que el pueblo español no es tan corrupto e idiota como reflejan en teoría los resultados electorales
    2. que no puede ser tan falso, porque tanto en la radio como en televisión o la prensa, la mayoría de las personas están hartas del PPsoe. También las personas con las que hablo (familiares, trabajo, conversaciones espontáneas con terceros, …) son muy críticas con la situación ¡¿ Cómo no van a serlo?!

    Se habla mucho de auditoría del dinero robado, pero ya es hora de emplear el término auditoría o el concepto de control de lo más básico en la democracia, el voto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *