Otros

Tras las idas y venidas de las tabaqueras, todas suben diez céntimos las cajetillas más populares

Desde que el pasado tres de diciembre entró en vigor un decreto-ley que, entre otras medidas, subió los impuestos al alcohol y al tabaco, el BOE se ha llenado de órdenes con subidas y bajadas, en una particular guerra de precios entre las tabaqueras. Con la última, que sube el precio de Marlboro y Chesterfield, de Philip Morris, todas han acabado subiendo diez céntimos los paquetes de tabaco más vendidos. Eso sí, lo han hecho después de varias idas y venidas.

Una vez aprobada la subida de impuestos, eran los fabricantes los que podían repercutir esas subidas en sus precios finales. Y así lo han hecho, pero no sin que Altadis y Philip Morris marearan la perdiz durante la última semana.

Philip Morris fue la primera en subir precios y publicó sus nuevas tarifas el pasado 16 de diciembre. Al día siguiente llegaron marcas como Camel y Winston y, el 21, las subidas de Altadis (Fortuna, Nobel y Ducados, entre otras), pero sin el Fortuna Blando.

Esa decisión trajo lo que El Confidencial, que adelantó la noticia, denominó una guerra de precios. Poco después, el 24 de diciembre, Philip Morris daba marcha atrás y eliminaba la subida en Marlboro y Chesterfield solo una semana después de aumentar su precio.

Solo unos días después, Altadis decide sí subir el Fortuna Blando. Y publica la correspondiente orden en el BOE, que apareció ayer, 28 de diciembre. La respuesta ha llegado hoy: Philip Morris sube de nuevo los precios de Chesterfield y Marlboro, que han subido, bajado y vuelto a subir en solo dos semanas. Así, al final todas han optado por aumentar precios.

Buenas tardes.

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *