Otros

El Thyssen sigue acumulando saldos negativos: 2,7 millones en 2015

  • En 2014, el resultado fue peor, de 4,5 millones negativos

El BOE recoge hoy las cuentas de 2015 de la Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, encargada de gestionar el museo. La cuenta de resultados arroja un resultado negativo de unos 2,7 millones, una cifra que, eso sí, es mucho menor que la registrada en 2014, cuando alcanzó los 4,5 millones en pérdidas.

La reducción de los números negativos se explica, en parte, por el aumento de la subvención recibida por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, que en 2015 fue de 5,3 millones, más del doble de lo transferido el año anterior (2,2). Para 2016, esa partida aumenta hasta los seis millones.

Pese a que las previsiones en el presupuesto de 2015 eran mucho más optimistas, el museo ha conseguido recaudar 5,6 millones en entradas, frente a los 6,2 del año anterior. Aunque se ha producido un pequeño ascenso en visitantes a la exposición permanente, es en las temporales donde se han perdido unos 50.000 con respecto a 2014 y donde las previsiones no se han acabado de cumplir. Además, pese a que se estimaba que las entradas gratuitas solo iban a suponer un 26% del total, alcanzaron el 31%.

Los ingresos por promociones, patrocinios y colaboraciones han sufrido un descenso aún más drástico en términos porcentuales: ingresaron 364.000 euros por este concepto, cuando en 2014 la cifra superaba los 1,1 millones. También las ventas han bajado (de unos 4 millones a 3,6). Cada visitante gasta, de media, 2,83 euros en la tienda del museo.

El cuadro de Pissarro y los comisarios indignados

La memoria también da cuenta del estado de los litigios pendientes. Por una parte, la fundación está pendiente del resultado del recurso de apelación presentado por los herederos de una mujer judía que se habría visto forzada a ceder un cuadro de Camille Pissarro a cambio de escapar de la alemania nazi. La lucha por Rue St.Honoré, aprés-midi, effet de pluie arrancó en el año 2000.

En paralelo, dos comisarios de la exposición Darío Regoyos y Valdés, Kosme de Barañano y Mercedes Prado, demandaron a la Fundación para reclamar 28.000€ no cobrados por sus servicios. El museo, por su parte, considera que no cumplieron con sus obligaciones. La Audiencia Provincial de Madrid desestimó el último recurso de ambos y dio la razón a los responsables del museo.

Buenos días.

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *