Otros

El Museo Reina Sofía maquilla su caída pero sigue en números rojos

  • Las cuentas de 2014 dan un resultado negativo de 320.885 euros
  • El recorte en gastos frena -en parte- las pérdidas del ejercicio
  • Recauda casi un millón menos que 2013 en venta de entradas
  • Aumenta sus ingresos por patrocinio, que llegan a los 2,3 millones

El BOE recoge hoy las cuentas anuales de 2014 y el informe de auditoría del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, que dan un resultado negativo de 320.885 euros.

La institución sigue así acumulando pérdidas, aunque frena -un poco- el descenso que inició en 2013, cuando el resultado negativo fue de más de un millón de euros tras un 2012 de beneficios. Aunque la caída de ingresos que recibe la institución continúa (baja de 32,2 a 30,7 millones), el recorte en los gastos (de 33,45 a 31 millones de euros) han permitido paliar, en parte pero no del todo, las pérdidas.

Un 74,68% de los ingresos reconocidos netos de 2014 proviene de las transferencias del Estado. Son 22,94 millones, lo que supone un descenso significativo frente a los más de 25 millones que recibieron en 2013. El Reina Sofía también ha perdido capacidad de ingresos vía entradas: mientras que en 2013 recaudaron 3,94 millones, 2014 se quedó en los 3 millones. Además, el peso de este capítulo sobre los ingresos totales ha bajado de un 12,25% a un 10%.

Eso sí, el museo ha conseguido mejorar, y mucho, sus ingresos por patrocinios, que han pasado de 1,5 millones (4,81%) a 2,35 (7,66%). Entre los patrocinadores más importantes encontramos a Inditex (300.000 euros), Mutua Madrileña (otros 300.000) y Fundación Banco Santander (un poco más, 350.000 euros). Desde octubre de 2013, los tres representantes de estas empresas son miembros del patronato del museo: Pablo Isla (Inditex), Ignacio Garralda (Mutua Madrileña) y Emilio Botín (Banco Santander), que fue sustituido por su hija al mando del banco y en el patronato tras su fallecimiento.

En cuanto al recorte de gastos, se basa principalmente en rebajas en los capítulos de inversiones (un millón menos), personal (unos 700.000 euros menos) y gastos corrientes (600.000 euros menos).

Aunque el auditor emite una opinión favorable sobre las cuentas, recuerda que existen irregularidades contables a la hora de valorar las obras de arte, los fondos bibliográficos y las publicaciones propias, a las que se da un precio en las cuentas que coincide con el de venta pero no, como marca la ley, con el precio de coste.

Buenos días.

Standard

One thought on “El Museo Reina Sofía maquilla su caída pero sigue en números rojos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *