Otros

Los diputados se pasan al iPad Air 2

  • El Congreso adquirirá 490 tabletas para los 350 diputados de la próxima legislatura y otros trabajadores por hasta 438.000€
  • Las especificaciones mínimas apuntan a que serán iPad Air 2
  • Pese a que los modelos requeridos y sus accesorios cuestan 800 euros, el presupuesto de licitación alcanza casi los 900 por unidad

El BOE recoge hoy la licitación del concurso para el suministro de tabletas y ordenadores de sobremesa para el Congreso de los Diputados. El precio máximo a pagar por estos servicios es de algo más de un millón de euros, divididos en dos lotes: más de 600.000 euros para los ordenadores y 438.746 euros para las tabletas.

En total, el Congreso comprará 490 tabletas, destinadas a los 350 diputados de la próxima legislatura -la fecha de entrega de bienes es el 31 de diciembre, sino se alarga la adjudicación- y a otros trabajadores de la Cámara. La licitación establece que deben ser, obligatoriamente, Ipads de Apple y no tabletas con otro sistema operativo. Además, los requisitos técnicos establecidos en los pliegos, que incluyen un tamaño mínimo de 9,7 pulgadas, el sensor de huella dactilar, 64 GB de almacenamiento y conexión por WIFI y datos, nos llevan a un modelo, aunque no se nombre de forma específica en los pliegos: el iPad Air 2. En concreto, la versión de 64 MB con conexión por datos, que cuesta ahora mismo en la tienda Apple 709 euros.

Además, el contratante debe incluir una funda con teclado, valorada en otros 99,95€ en el caso de que se adquiera la disponible en la misma tienda. Así, si el pack se comprara directamente y de forma individual, sin atender a descuentos por adquirir un gran número de unidades, cada una de las tabletas costaría 808,95 euros.

El precio de licitación, que es el coste máximo que el Congreso pretende asumir y sobre el que las empresas pueden presentar ofertas, es de 438.746 euros, lo que nos daría un presupuesto de 895,4 euros por unidad, muy superior al precio de mercado. Así, a la hora de establecer el tope, el Congreso propone una cifra que nada tiene que ver con el coste real de lo que pretende adquirir y abre la puerta a dos opciones: que las empresas (la propia Apple o distribuidoras oficiales) presenten una oferta muy rebajada porque tienen un amplio margen de maniobra o que presenten una oferta ajustada al precio pero con un modelo superior. Por ejemplo, el de 128 GB.

¿Por qué Apple?

La necesidad de adquisición del otro lote, el de ordenadores de sobremesa, está justificado en los pliegos: se van a sustituir 699 ordenadores de más de ocho años, en concreto modelos HP Pentium IV de 512 MB de RAM y 40 GB de almacenamiento. La justificación de las tabletas, en cambio, no razona la necesidad de adquirir nuevos dispositivos de forma explícita pero sí la obligatoriedad de que éstos sean de marca Apple, puesto que a la hora de crear las aplicaciones del Congreso para el trabajo de los diputados se decidió desarrollarlas solo bajo el sistema operativo iOs.

Además, argumenta que es la única manera de que sean compatibles con los smartphones de los que disponen los senadores (además del ADSL en sus domicilios particulares) del contrato adjudicado este verano a Telefónica. En esa ocasión, aunque los pliegos no decían en ningún momento -como sí pasa ahora- que era obligatorio que fueran iPhones, se dejaba entrever en las aclaraciones a preguntas de los licitadores, argumentando que tenían que ser compatibles con las aplicaciones desarrolladas en el Congreso, especialmente en lo referente al sistema operativo. Pero, eso sí, sin nombrar iOS de forma directa.

Buenos días.

Standard

7 thoughts on “Los diputados se pasan al iPad Air 2

  1. Alejandro Guillán says:

    Lo mejor para nuestros pocholitos.

    1.- Resulta que “tienen que ser” Apple porque en su momento los desarrollos de aplicativos se hicieron para IOS. Pues que contraten el desarrollo de esos aplicativos para Android, porque el coste total (desarrollo + Tablets) sería bastante inferior.

    2.- ¿Qué les pasa a los Ipad que YA tienen? ¿Les va lento para jugar al “Candy Crush” o qué?

    3.- ¿Por qué se compran 140 unidades de más que los diputados que hay?

    4.- ¿Por qué están dispuestos a pagar un 10% más caro lo que a cualquiera de nosotros nos costaría? Tú expones dos posibles razones: a) Rebaja en la licitación y b) Mejoras técnicas en el producto ofertado. Para mí es inevitable pensar en la c) La “mordida” que alguien se pueda llevar con este contrato.

    5.- ¿Por qué no incluyen este tipo de productos cuando sacan a concurso la contratación del consumo de voz y datos con las operadoras de telecomunicaciones, que también cuesta otra morterada? Porque es lo que haría cualquier empresa privada.

    En fin, intuyo que de aquí a que acabe la legislatura se avecina una avalancha de concursos y adjudicaciones sin parangón en toda la historia de la democracia.

    Un saludo y muchas gracias por tu trabajo, Eva

  2. Arbey says:

    Buenos días, quería hacer una series de correcciones:
    El tamaño de almacenamiento se indica en el artículo en MB cuando son GB.
    Se hace referencia a una funda con teclado oficial de Apple, cuando esta no existe, la que referencias es de Logitech.
    Creo que la diferencia de precio puede venir dada por la compra de la extensión de garantía.
    Desde luego va sin acritud.

    Por otro lado quería dar mi opinión. Evidentemente no estoy de acuerdo con que estos pseudotrabajadores dispongan de tantos privilegios a costa nuestra.
    Lo que no me termina de gustar es que se demonice a una marca, hay otras más caras. Lo que tendrían que vigilar es cada cuanto se renuevan estos dispositivos, más que el que dispositivos les van a dar, ya que estos pueden durar perfectamente 3 a pleno rendimiento.

    • Hola.

      Totalmente de acuerdo en mucho de lo que dices. Arreglo lo de los MB (las prisas) y aclaro lo de la funda: lo que quería decir es que es la que se vende en la tienda oficial. Y sí, una tercera opción es que oferten mejor garantía, como el Apple Care, pero eso sería una mejora extra. Los pliegos, además de las especificacines técnicas, piden 1 año de garantía, que es la que viene por defecto sin gastos extras. Así, sería una mejora como la de pasar a 128GB, por ejemplo.

      No demonizo ninguna marca. Pero sí creo que obligar a suministrar una concreta, sea la que sea, va contra la libre competencia. De hecho, la LCSP no permite que se pida una marca concreta de algo, justo por eso, excepto en casos en los que no haya otra opción. Y sí creo que desarrollar las aplicaciones del Congreso solo en iOs no es de recibo, puesto que un diputado puede querer renunciar a esos dispositivos (por ejemplo, porque el que tiene le dura perfectamente) y si es Android tiene un problema importante.

      Sobe la renovación: normalmente son para una legislatura. Lo que no se cuenta en ningún lado es qué pasa con los diputados que repiten, especialmente en los casos en los que son nombrados a final de una legislatura y tienen su iPad recién estrenado, por ejemplo.

  3. Pingback: Los diputados se pasan al iPad Air 2

  4. JOSE says:

    Luego no hay presupuesto para las TIC en las aulas,por ejemplo.Una pregunta;¿Si se le rompe o pierden? ¿También han incluido un seguro?.O lo pagan de su bolsillo?.

  5. MONICA says:

    Curioso que mientras nuestros representantes necesitan aparatos de alta gama (que bien se podrían costear con sus sueldos) en la consejería de educación de la Junta de Castilla y León este curso se ven disminuidas en 300.000€ menos las ayudas dirigidas a la adquisición de dispositivos digitales (tablets), en régimen de concurrencia competitiva, para su utilización por el alumnado que curse educación primaria y educación secundaria obligatoria en centros docentes de la Comunidad de Castilla y León, para el curso 2015/2016.

  6. Luis says:

    En primer lugar, Eva, muchas gracias por tu magnífico trabajo.

    En segundo lugar, yo creo que sí hay razones para demonizar esta marca. Recordemos, por ejemplo, que es una marca conocida por sus argucias fiscales para evadir pagar sus impuestos en España (razón, por sí sola más que suficiente para que las administraciones públicas tuvieran prohibida, por ley, la compra de sus dispositivos), pero no olvidemos que es un fabricante que hace lo posible para cerrarse y convertirse en incompatible con todo lo que no sean ellos mismos. ¿Una estrategia comercial como otra cualquiera …?

    En tercer lugar, ¿porqué ahora que estamos al final de la legislatura? Espero, al menos, que sea para los diputados que salgan de las próximas elecciones, no para que los actuales se los lleven a casa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *