Otros

Indra perdió el contrato de las generales por dos puntos sobre cien de la valoración

  • La adjudicación, publicada hoy en Contratación del Estado, confirma la noticia adelantada por El Confidencial
  • Aunque la propuesta técnica de Indra supera a su competidora en todos los apartados, la rebaja económica decantó la balanza a favor de la UTE formada por Sctyl y Tecnocom

Tal y como adelantó El Confidencial, Indra ha perdido, por primera vez, el contrato para el recuento provisional en las elecciones generales. La noticia no era definitiva hasta que se ha confirmado hoy al publicarse la adjudicación oficial en Contratación del Estado, que nos ofrece nuevas pistas sobre cómo fue el proceso de selección de empresa de esta importante licitación. La UTE formada por Sctyl y Tecnocom resultó ganadora al sobrepasar por los pelos: en dos puntos sobre 100 (el máximo de valoración) a Indra.

A la licitación se presentaron tres empresas: la UTE de Scytl y Tecnocom, Indra y otra UTE, formada por BASE 100, S.A., ODEC y VECTOR. Este tercer contrincante fue excluido desde la apertura de los primeros sobres. Como afirma el acta de adjudicación, la oferta técnica de esta unión de empresas “no se valora, ya que se acordó su exclusión por parte de la mesa de contratación”. ¿Las razones? Aunque no se aclaran en el documento oficial, pueden tener que ver con la investigación abierta, que también ha desvelado El Confidencial, sobre amaños de concursos para contratos de recuento electoral, como este, que implicarían a funcionarios de Interior y a la firma BASE 100, una de las participantes en la Unión Temporal de Empresas.

Así, con Indra y Sctyl solas, quedaba valorar las ofertas. Primero se concedieron los puntos referentes a la valoración técnica sin fórmulas, es decir, aquella que no se analiza de forma automática. En este apartado, que suponía un 20% del total, Indra adelanta en todos los campos (contingencia, comunicaciones, plan de trabajo, mejoras…) a su contrincante. La mesa de adjudicación valoró su oferta en 14,140 puntos sobre 20, frente a los 12,651 de Sctyl.

Ambas empresas empatan en los requisitos técnicos evaluables mediante fórmulas (otro 20%) pero es en la oferta económica, que supone un 60% del total de la puntuación, donde Sctyl se pone por delante, gracias a ofertar un presupuesto más de un millón más barato que su competidora. La licitación estaba valorada en 15,73 millones y Sctyl hizo una oferta de 11,858, frente a los 13,17 millones de Indra.

En total, las puntuaciones acabaron justas: 92,65 para la UTE y 90,46 para Indra que, después de que la mesa de contratación comprobara que Sctyl cumple los requisitos necesarios, se queda sin el contrato para el recuento provisional de votos de las próximas elecciones generales.

Buenos días.

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *