Otros

El Gobierno modifica la normativa para permitir que ONG vinculadas a entidades públicas o empresas sigan estando reconocidas por la AECID

  • Mantiene las condiciones económicas exigidas

En octubre de 2013, la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) endureció los requisitos para convertirse en una ONGD calificada y, así, poder acceder a los grandes convenios y las subvenciones que convoca. Así, las entidades tienen que acreditar no haber sufrido pérdidas en los dos ejercicios anteriores a la solicitud y una reducción de los fondos propios de más del 40% en ocho años, así como contar con una base social mínima de 300 personas o entidades privadas y haber realizado 30 proyectos durante los últimos el mismo periodo. Además, daba cuatro años a las ONGD para adaptarse a estas nuevas reglas.

Poco más de un año después, la AECID modifica estas condiciones porque, como explica el preámbulo de la norma publicada hoy en el BOE, “dicha definición ha resultado excesivamente rígida”. Pero esa rigidez no se refiere a las condiciones económicas, sino a la exigencia de independencia. Si la regulación aprobada en 2013 vetaba el acceso a las organizaciones vinculadas con entidades públicas o empresas, la reforma permite saltarse este requisito a las ONG acreditadas antes de su entrada en vigor. De este modo, aquellas que estuvieran calificadas antes de octubre de 2013 seguirán estándolo aunque mantengan dichos vínculos. La exigencia de independencia sólo aplica a las nuevas entidades.

La norma entendía que era causa de exclusión la vinculación con una entidad pública o privada con ánimo de lucro. Pero, ¿qué entiende por vinculación? Que entre los promotores o equipo de gobierno de las ONG haya algún miembro en representación de administraciones o empresas; o que la dotación fundacional se haya aportado, aunque sea en parte, por éstas.

Estas condiciones no afectan a otras convocatorias de ayudas de cooperación con sus propias bases reguladoras, como las subvenciones para la difusión de la cultura española en el exterior o los 900.000 euros que se reparten las fundaciones vinculadas a partidos políticos para realizar “actividades de formación, consolidación y difusión del sistema democrático, y de todos sus componentes” en el extranjero.

En la actualidad, 46 ONGD están calificadas para firmar convenios con la AECID. Entre ellas se encuentra la Fundación Humanismo y Democracia, que cuenta en su patronato con numerosos dirigentes del PP y recibe del partido una aportación anual. Pero, de forma oficial, la participación de estas personas no se realiza en representación del partido, como aclara la fundación en su página web. También está incluida Paz y Solidaridad, vinculada a CCOO.

Buenos días.

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *