Otros

Wert concede condecoraciones de Alfonso X a sus predecesores y a los religiosos que le educaron

  • La orden de los marianistas recibe la corbata de la orden
  • El ministro y Luis de Guindos estudiaron en Santa María del Pilar
  • La Gran Cruz, para Esther Koplowitz y exministros de Educación
  • Mariano Rajoy, que lo fue en el 99, no tiene aún la suya

El BOE de hoy viene cargado con un total de 42 condecoraciones. Junto a las siete (cinco medallas y dos placas) destinadas a premiar el mérito turístico destacan un total de 35 reconocimientos de la Orden de Alfonso X el Sabio, que destaca la labor de quienes se hayan distinguido por los méritos contraídos en los campos de la “educación, la ciencia, la cultura, la docencia y la investigación” y que se conceden vía Real Decreto a propuesta del Ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert.

Entre los galardonados se encuentra varios de sus predecesores en el cargo: Ángel Gabilondo, Esperanza Aguirre y Pilar del Castillo; y la Orden de la Compañía de María Provincia de España, los marianistas, el grupo religioso que educó al propio Wert en el Colegio Santa María del Pilar de Madrid.

El centro, al que también acudieron el ministro Luis de Guindos y el expresidente de RTVE Leopoldo González Echenique, nació en los años 80 tras el éxito del primer colegio marianista en Madrid, Nuestra Señora del Pilar, en el que también estudiaron numerosos políticos, empresarios y embajadores de primera fila. De hecho, Nuestra Señora del Pilar ya había recibido la misma condecoración que ahora reciben los marianistas, la corbata de Alfonso X, en 2007, año en el que celebraba su centenario, de la mano de la ministra socialista Mercedes Cabrera.

La corbata es la mayor distinción a entidades que otorga el Gobierno. Además de los marianistas, la han recibido en esta tanda varias escuelas militares. Para las personas reconocidas, en cambio, el máximo galardón es el collar, pero se limita a jefes de estado y presidentes de altas instituciones. La siguiente en el rango es la Gran Cruz, que Wert ha concedido a once personas, entre ellos Esther Koplowitz y sus predecesores en el ministerio. No es la primera vez que se concede esta medalla a exministros del ramo. En 2011, Ángel Gabilondo reconoció así la labor de María Jesús San Segundo (a título póstumo) y Mercedes Cabrera, ambas socialistas, que habían ocupado la cartera antes que él. Ahora, Wert hace lo propio con Gabilondo, Del Castillo y Aguirre. Así, todos los ministros de Educación de los últimos años tienen ya su Gran Cruz de Alfonso X, excepto uno (por eso de que sería extraño que un Gobierno se premiara a sí mismo): Mariano Rajoy, que lo fue del 99 al 2000.

Todos ellos, gracias al título y según las normas de protocolo, pueden ser denominados Excelentísimo/a señor/a. Esperanza Aguirre ya tenía este rango desde hace años, pues es Condesa consorte de Bornos y Grande de España.

Buenos días.

Standard

6 thoughts on “Wert concede condecoraciones de Alfonso X a sus predecesores y a los religiosos que le educaron

  1. Pingback: Wert condecora a los religiosos que le educaron - La Marea

  2. MacCurro says:

    ¡Qué manera más burda de continuar desprestigiando una condecoración tan honrosa! Primero porque no veo la relación entre ser ministro y merecerla, antes al contrario, en muchos casos. Segundo, porque la mayoría de las veces cada uno ha premiado a los de su partido. Así asistimos una vez más al grosero espectáculo de cómo mancillan los políticos instituciones prestigiosas con sus sucias garras.
    Seguro que hacemos cosas malas y a diario, ¿pero tantas tantas como para merecer a estos políticos?

  3. Manuel Bolaños says:

    Muy bien.
    ¿y quien premia al pueblo, a los ciudadanos.
    Mi Padre estaba el 18 de Julio de 1936 en Ferrol, trabajando en el ferrocarril Ferrol-Mera. No se entero.
    Trabajo durante todo el levantamiento en la misma empresa, VIAS Y CONST., tenia a su cargo, era mecanico, cuadrillas de curas.
    Caso, tuvo 3 hijos. Hizo por el Producto Nacional Bruto toda su vida.
    Y nadie le premio. Es mas, si las autoridades locales se enteraron de su muerte. Solo la familia.
    Otros tienen una familia que se dan entre ellos, medallas, collares, premios, viajes, coches, sobres y hasta jubilaciones explendidas…Bien.
    M.BOLAÑOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *