Nombramientos

Baile de sillas con cada cambio de gobierno: un caso paradigmático

Federico José Luís Rodríguez de Rivera Rodríguez tiene, además de un nombre larguísimo, un nuevo cargo en la subdelegación del Gobierno en Zaragoza: ha sido nombrado director de Fomento. Su caso, como el de muchos otros, muestra como el baile de sillas que acompaña a cada cambio de gobierno afecta incluso a cargos, en principio, con un marcado componente técnico.

En 1999, Federico Rodríguez de Rivera (permítanme, para ahorrar, el casi tuteo) fue elegido concejal de Zaragoza bajo la alcaldía de Luisa Fernanda Rudi (PP), ahora presidenta de Aragón. De ahí pasó a ser nombrado comisario de aguas de la Confederación Hidrográfica del Ebro hasta que, en 2004, el cambio de gobierno trajo aparejado su cese. Pero, en política, todo lo que baja sube. Con el PP de nuevo en el Gobierno, vuelve a la carga como director de Fomento de la subdelegación del Gobierno en Zaragoza. Su salario: unos 3.700 euros al mes a los que habría que sumar pagas extra y trienios.

Este nombramiento forma parte de la misma convocatoria y la misma subdelegación de gobierno que, hace sólo unos días, designó director de Industria y Energía a un concuñado de Ana Botella. Ambos cargos dependen del delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, presidente del PP en Aragón entre 2001 y 2008 y “un caballero”, según le describe el recién nombrado en Aragón Liberal, una publicación que defiende los valores católicos y lleva a cabo una firme campaña en contra del aborto. Federico Rodríguez de Rivera, miembro del consejo de redacción y director de la misma al menos durante sus primeros años, ha escrito numerosos artículos tanto en esta como en otras publicaciones, dejando frases como esta:

El progresismo tiene mucho respeto a la fuerza del Islam, sobre todo por su capacidad de justificar la violencia.

Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, el recién nombrado cumpliría con los requisitos formativos para el cargo. es posible que hubiera ganado un concurso público para acceder a él. O no, pero no lo sabremos nunca. El problema es que este tipo de puestos de carácter técnico cambien de manos, gracias a los nombramientos por libre designación, cada vez que muta el color del gobierno. Y este es sólo un caso.

Buenos días.

Standard

9 thoughts on “Baile de sillas con cada cambio de gobierno: un caso paradigmático

  1. Pacheco says:

    Ya veréis qué bien vamos a estar cuando consigan privatizarlo todo, echar a la calle a los funcionarios y poner en su lugar a los lameculos del partido. Y los tontos-de-los-cojones aplaudiendo con las orejas porque los funcionarios son unos vagos que cobran mucho y se lo gastan en cafelitos de media mañana.

  2. Pingback: Baile de sillas con cada cambio de gobierno: un caso paradigmático

  3. Andrés says:

    No estoy de acuerdo con Pacheco. El problema de nombramientos de interés es precisamente la injerencia pública (el dedo del político que manda y nombra). Una privatización bien hecha (reitero, bien hecha, con transparencia y competencia) asegurará que los técnicos sean los mejores cualificados para su cargo. ¿Por qué? Porque los salarios los pagan las propias empresas, y no políticos a cargo del erario público. Lo que pasa en este país es que falta transparencia y competencia.

  4. Pacheco says:

    Ya, Andrés. Y todos sabemos que en las empresas privadas están los mejores y esas empresas privadas no tienen metidos a media familia del político que les otorga la concesión, como hemos visto en las que se han hecho en España. Aaaah, que tú hablas de una privatización bien hecha, con transparencia y competencia, no de la actual. ¿Y por qué se compara siempre a la gestión pública REAL con una gestión privada IDEAL? Porque, oye, una función pública bien hecha, con transparencia, honradez y controles efectivos es mejor que cualquier gestión privada por un simple motivo: porque no tiene que repartir dividendos.

  5. Andrés says:

    Pacheco,

    Cierto, hay que privatizar bien (y no es difícil si la voluntad existe). En este país con frecuencia comparamos privatización PARCIAL con gestión pública MEDIOCRE. Allí es donde estamos, no nos engañemos.

    Tu afirmación de que la función pública es mejor que la gestión privada es meramente un juicio de opinión. Hay funciones, como la justicia y la seguridad nacional, que realizan por buenas razones los propios gobiernos. Pero muchas otras, como la sanidad y educación, la prestan agentes privados en muchos de los países que son más prosperos que España (países escandinavos y EEUU, por ejemplo). El dogma de que “lo privado es malo” no ayudará a solucionar nuestros problemas y a hacer los cambios necesarios. Al contrario, hay que ir hacia un “fair play” en el sector privado.

  6. Pacheco says:

    Mi afirmación es tan juicio de opinión como pueda ser la contraria. Que en algunos países prósperos la sanidad y la educación la presten agentes privados no es en absoluto un argumento para respaldar su bondad, porque de la misma forma se puede afirmar que la sanidad y la educación privadas son las únicas existentes en la inmensa mayoría de países subdesarrollados y, por tanto, son malas. Tiene su gracia que me hable de dogmas un partidario de las privatizaciones cuando vuestros argumentos suelen estar basados en la premisa indiscutible de que “lo público es más caro e ineficaz”. El estado se debe encargar de los derechos fundamentales de los ciudadanos y la sanidad y la educación son dos de los más importantes. Porque cualquier gestor privado antepondrá el lucro a cualquier otro criterio de calidad y en esas dos áreas precisamente la prioridad debe ser la contraria.

  7. Andrés says:

    Pacheco,

    Usted afirmó: “Porque, oye, una función pública bien hecha, con transparencia, honradez y controles efectivos es mejor que cualquier gestión privada”. Pero no acepta los ejemplos que le he aportado. ¿Qué nos está intentando decir? ¿Que las universidades públicas españolas son mejores que las americanas? ¿Que los hospitales públicos españoles son mejores que los escandinavos? Mire los rankings de universidades y los datos de Eurostat. A usted le ciegan sus convicciones. O quizá sus intereses, si es que trabaja en el sector público.

  8. Pacheco says:

    ¿Y qué nos intenta usted decir? ¿Que las universidades privadas españolas son mejores que las americanas? ¿Que los hospitales privados españoles son mejores que los escandinavos? Mire esos rankings y busque en ellos a sus universidades y hospitales privados. En cualquier caso, su comparación es falaz, porque utiliza casos puntuales. Pero obvia comparar el sistema sanitario completo. Por muchos hospitales que tenga entre los mejores del mundo, el sistema sanitario norteamericano no le llega a la suela del zapato al español, porque atiende solo a quien tiene dinero para pagarlo y excluye de él a una gran parte de la población. Yo de usted no tengo ninguna duda: a usted le mueven sus intereses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *